Publicado el 25 comentarios

A diez millas de tu corazón

A diez millas de tu corazón

Celeste Bethkep una escritora y madre divorciada. Después de más de 10 años está de regreso en su país Venezuela, para promocionar su más reciente obra, con lo que nunca contó, aun cuando era una posibilidad, era encontrarse con un antiguo amor del pasado, su primer amor, su primer beso y su primer novio. El mismo que le había roto, el corazón y los sueños, al que en silencio quiso con toda la ilusión de un amor naciente. ¡Está jodido! ¿El universo no estaba siendo justo con ella?
Aidan Gilbert, ya por cumplir los treinta años, sintió que su vida esta inconexa, inconclusa, faltaba algo, lo sabía. ¿Pero qué si lo tenía todo? vida cómoda, dinero, lujo y era el vicepresidente de una de las mejores agencias de publicidad del país y una hermosa mujer que lo esperaba cada día y compartía tanto su cama… «como su amor» pero no ha podido tener su corazón. Ese no lo entregaría como si nada. ¿Qué podía ser lo que faltara en su vida?

25 comentarios en “A diez millas de tu corazón

  1. José, Bueno dicho en términos poéticos (Baudelaire, el corazón de las ciudades cambia más rápido que el corazón de los mortales en términos menos poéticos, ese cambio es un proceso saturnal: la ciudad «nueva nace destruyendo la vieja ciudad condenada a la desaparición el dinero, sin duda, la especulación, es la «madre saturnal que todo lo devora a su paso. Dicho eso, en su libro El asesinato de París Louis Chevalier cuenta por lo menudo como tal proceso comenzó formando parte de los proyectos de reformas tecnocráticas de la ciudad las élites reformistas creían hacer lo mejor, destruyendo el corazón histórico de la ciudad la especulación vino después, y, en algunos barrios, fueron los tecnócratas quienes entregaron la ciudad a los especuladores Esa relación entre tecnocracia política (acompañada de corrupción, con frecuencia) y especulación (no menos asociada a la corrupción) quizá sea la matriz del «cambio que Baudelaire contempla horrorizado, sí, Q.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.